Propiedades del té verde y del té rojo

El té verde o el té rojo (también conocido como pu-erh), ambos tienen beneficios y ambos tienen propiedades para adelgazar, aunque desde este artículo le indicaremos para que sirve el té en todas sus variantes y los beneficios que obtenemos al consumirla.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL TÉ VERDE

¿QUÉ ES EL TÉ VERDE?

El  Té es una planta típica de Asia que tiene muchas variantes. El Té verde proviene de la Camellia Sinensis.

Se llama Té verde, porque la recolección de las hojas se hacen frescas, y no se han fermentado. Una vez se recolectan son tostadas,  prensadas, trituradas y sometidas al proceso de secado, de modo que ya está listo para tomarlo en infusión.

El té verde tiene muchas propiedades, entre las cuales la más famosa es la de ayudar en la pérdida de peso.

Sus propiedades adelgazantes son atribuidas a la cafeína y a la teína, así como a las catequinas, es decir, polifenoles que participan de la composición del té verde  que tienen efectos termogénicos con efectos antigrasas. Esto se puede traducir en una reducción del peso pero también puede influir en la disminución del colesterol

El té verde posee también propiedades antioxidantes, es decir, es capaz de catar radicales libres y eliminarlos, de modo que se frene el deterioro celular que provocan estos radicales. Por ello está relacionado con el antienvejecimiento y algunos estudios lo catalogan de posible beneficio frente a algunos casos de cáncer.

Al  igual que el resto de tés, posee propiedades diuréticas, por lo que es ideal también para personas con retención de líquidos   o personas que presenten piernas cansadas. Además es un regulador intestinal ayudando a combatir el estreñimiento

También es un potente aliado del sistema inmunológico, de modo que en algunos casos sirve para reforzar las defensas.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL TÉ ROJO

¿QUÉ ES EL TÉ ROJO?

El té rojo también se conoce como Pu-erh pues proviene de la región china de similar nombre y era un té que originariamente sólo era consumido por la nobleza.

También viene de la variedad Camellia sinensis pero se diferencia en el té verde en que tras su recolección se deja fermentar, dejándose desde 2años hasta décadas. La fermentación se realiza en barricas normalmente de roble y de ahí tiñen su color rojizo.

Las propiedades de este tipo de té son exactamente iguales a las té verde puesto que provienen de la misma planta, pero si acaso tiene propiedades quema grasas más intensas debido a su proceso de fermentación.

Sin embargo si lo que quieres perder peso, lo ideal es mezclarlo con otras plantas para potenciar el efecto y alcanzar un resultado mejor.

TE VERDE O TE ROJO

La diferencia entre estos tés es la edad. Uno es tostado nada más salir de la planta y el otro se deja fermentar durante años.

Esta diferencia de tiempo hace que difiera sobre todo en aroma, siendo el verde menos aromático. Por otra parte, al no ser fermentado sus principios activos no se ven degradados por lo que su acción en teoría será más potente en el más joven (el té verde).

Por último en cuanto a concentración de Cafeína y Teína de ambas variantes, el verde contiene menos cantidad de estas sustancias, por lo que el efecto excitante será menor en el verde, lo cual es importante destacar si eres una persona ya de por si nerviosa.

CONTRAINDICACIONES DEL TÉ

Si bien al  té se le atribuyen muchas propiedades beneficiosas para la salud, de hecho es muy popular en la medicina china, tampoco  hay que olvidar que posee Cafeína y Teína, (similar a la cafeína), por lo que no es recomendable para personas con problemas de tensión o nerviosismo, pues puede provocar alteraciones de la tensión arterial o insomnio.

Te verde: Embarazo y lactancia

Esta planta tiene elevado contenido en cafeína y en teína. Son sustancias poco recomendables durante el embarazo, pues se han documentado algunos estudios en los que se relaciona el consumo de cafeína en exceso con alteraciones neuronales del feto. Aunque las concentraciones sean más bajas que en otras bebidas o infusiones, siempre que podamos intentaremos evitar esta planta, ya sea bebida o en pastillas como extracto.

En la lactancia hay que tener en cuenta que parte de lo ingerido pasa a leche materna, por lo que se recomienda no consumir más de dos tazas de té verde diarias. Intentando separarlas de las tomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *